La danza desde cualquier trinchera es un testimonio de vida, de lucha y de esperanza; el cuerpo se revela ante la inmovilidad, el aislamiento y la incertidumbre. Bailar es una manera de decirle al mundo que no estamos solos, que seguimos aquí y vale la pena llenar nuestros caminos con cantos y con flores, bailar es un canto a la vida.

Raquel Barroso, directora

Colaboración coreográfica: Mario Alberto Lázaro Jiménez

Disfrútala el Viernes 17 de Septiembre a las 20:00 h

Centro Cultural del Bosque (CCB) – Teatro de la Danza