A lo largo de casi veinte años, la obra de Everardo González ha transitado por terrenos disímiles que van del interés etnográfico (La canción del pulque, 2003) a la reconstrucción histórica de archivo (El cielo abierto, 2011; Los ladrones viejos, 2007), y de la inmersión poética del espacio natural y su relación con el ser humano (Cuates de Australia, 2011; Yermo, 2020) al horror social de la violencia y la política putrefacta en el México contemporáneo (La libertad del diablo, 2017; El paso, 2015). Casi siempre con resultados notables que convierten a esas películas en ejemplos destacados de cada género.

Con el apoyo de Artegios, productora y distribuidora mexicana especializada en cine documental, la Cineteca Nacional presenta esta retrospectiva completa del trabajo realizado hasta el momento por el director mexicano, que se presentará en las salas del recinto de Xoco a partir del 13 de agosto, quien se ha convertido ya en una de las voces más importantes del documental internacional.