La intención original de Heriberto Quesnel, al darle vida y forma a la exposición Postales sin remitente, es mostrar un gabinete de curiosidades, habitado por situaciones que ve en su entorno inmediato y en el mundo en general, pues gusta mucho de la historia. Para ello, agregó, Se adueña de trozos de una pintura clásica y le añade diversos recortes que llaman su atención, para ir sumando capas de diferentes tiempos y contextos, así como fragmentos del arte clásico y popular, que demuestran su gusto por la historia, explicó el creador.

Disfrútala dentro de la galería del Centro cultural Casa Lamm de Martes a Domingo de 9 a 17hrs