En sus últimos años, Rivera conformó un nuevo acervo de obras prehispánicas junto con Emma Hurtado, su última pareja. Este conjunto de 700 piezas, que forma parte de la colección del museo, es revisado desde categorías estéticas, donde cobra valor el gusto del artista y asoma la influencia del pasado precolombino en su trabajo. Curaduría: MCEDRFK, con asesoría del INAH.

Disfrútala hasta el domingo 27 de febrero en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.

Martes a domingo, 11:00 – 17:00 h

Costo $35