En este año nuestra principal preocupación es el cine de no ficción. Buscamos abrirnos a las posibilidades del audiovisual a través de búsquedas estéticas y formales que propicien discusiones acerca de la concepción y construcción de imágenes cinematográficas en donde diversos imaginarios expresen ese cine, que, al igual que un cuerpo, siempre está en proceso de metamorfosis y experiencia.

Esta edición nace como una intuición colectiva, un conjuro común que hace un llamado a abrazar el saber de las imágenes y el de los sueños, hermanando oráculos, presagios y fantasmagorías.

Disfrútalo del 17 al 30 de septiembre.